jueves, 27 de marzo de 2014

Cómo abordar a las más duras preguntas de la entrevista


Las entrevistas de trabajo suelen ser situaciones que ponen nervioso a mas de uno.
Peor aún, si del otro lado, el personal de recursos humanos o gerente de la empresa es una persona ruda, hábil y nos mira fijo mientras nos llena de preguntas.

En realidad, antes de ir a la entrevista no sabemos con que nos vamos a encontrar, pero siempre es bueno estar preparado para toparse con cualquier tipo de preguntas que nos pueden hacer tambalear. Estudie estos consejos para hacer frente incluso a las preguntas más difíciles de la entrevista.

Hábleme de su historial de trabajo.
Si tiene un historial de trabajo vacío no deben presentar un problema. Con el fin de abordar el tema, piense en cómo usted utiliza su tiempo durante esos períodos. El trabajo voluntario es ciertamente válido en el aprendizaje de nuevas habilidades y perfeccionar las viejas. Comente sus estudios realizados y conocimientos previos. Si tiene un amplio historial de trabajo, comente que siempre ah dejado un trabajo por otro, principalmente por una cuestión de superación personal, luego comente las otras razones, bajo sueldo, amplio horario, problemas personales, etc. Evite decir que se fue por problemas con compañeros.

¿Cuáles son sus debilidades?
Esta es probablemente una de los más odiadas, pero más comunes de las preguntas en las entrevistas . Aquí los entrevistadores quieren saber cómo maneja sus defectos personales. Comience con lo negativo. Mantenga la respuesta en relación a su trabajo, como el miedo a hablar en público o de conocimientos informáticos defectuosos. Haga hincapié en que usted está en una curva de aprendizaje y está trabajando activamente para mejorar la debilidad identificada. Esto demuestra su iniciativa y voluntad de abordar su debilidad. Por ejemplo, si su debilidad es el manejo de alguna aplicación informática, puede comentar que a la brevedad comenzará un curso.

¿Por qué te despidieron?
Sin duda una pregunta difícil, si es que le ha sucedido. Sería totalmente apropiado escribir el guión y memorizar palabra por palabra. Absolutamente evite la tentación de hacer que el antiguo empleador se vea mal. Esta táctica no funciona y tiene el efecto contrario. Por supuesto, la experiencia fue amarga y desgarradora, sin embargo, la sala de entrevistas no es el lugar para estas emociones. ¿Porqué? Pongase en el lugar del empleador. Escucha su versión, de que el antiguo empleador lo explotaba, lo trataba mal, etc. hará dudar sobre si usted en realidad no es un quejumbroso o vago que no quiere trabajar. Sea astuto al responder y piense en que quiere escuchar la otra parte.

¿Qué desafíos ha enfrentado con compañeros de trabajo?
La clave aquí es, de nuevo, mantengase alejado de ser demasiado crítico o negativo. Piense en un momento en que habiendo problemas, manejó la situación de manera positiva. La gente no siempre se lleva bien y el entrevistador quiere saber si resolviste el problema con diplomacia y aplomo. Un mal ambiente laboral trae como consecuencia un bajo rendimiento del personal y por ende menor beneficio para la empresa, por ende, debemos demostrar que no tenemos ningún problema de trabajar en equipo. Vigile bien su respuesta, demuestre ser un diplomático y no critique ni a su peor enemigo, esto dará una mejor imagen.

¿Cuál es su objetivo de largo alcance?
Este es un buen momento para revisar la descripción del trabajo de su puesto de trabajo. Adapte su respuesta dentro del ámbito de la empresa unos peldaños por encima de donde se encuentra ahora. Evite decirle al entrevistador que usted estará en su puesto de trabajo unos pocos años, al contrario, planea crecer tanto como los años y la empresa lo permita. Usted no debe ser percibida como una amenaza para el empleador, al contrario, debe ser visto como una pieza clave en el funcionamiento de lugar de trabajo. Recuerde que el empleador estará invirtiendo en usted, muestre su mejor imágen.

¿Por qué quieres trabajar aquí?
La clave aquí es hacer hincapié en que usted quiere hacer su tarea y ha elegido esta empresa en particular. Revise la descripción del trabajo y elabore algunas de las habilidades que tiene para ofrecer y su beneficio para la empresa. Hable acerca de las ofertas o servicios de la empresa y lo que has encontrado para ser útil. Deje que el entrevistador perciba que usted es consciente de la historia de la empresa o de los proyectos futuros. El punto es dejar que el potencial empleador sabe que usted ha investigado sobre la empresa y está entusiasmado en trabajar allí.

Son muchas las preguntas difíciles que suelen presentarse en una entrevista. Ir bien descansados y con buena presencia son puntos claves para tener una entrevista exitosa.